sábado, 26 de septiembre de 2009

Cuando el corazón encuentra argumentos ( Primera parte )


Solo por curiosidad me detuve a mirarte

Solo por interés intenté conocerte,

Solo porque te esperé por años no me sorprendió que me hechices en un par de días

Solo por los silencios que aterraban le subí el volumen a tu voz

Solo por esa voz comencé lentamente a extrañarte

Solo por la belleza de tu sonrisa invente guiones imaginarios todos los días para robarte aunque sea una

Solo por la estratregía fui buscando la táctica irrefutable para encontrarte

Solo porque nos agradan los principios felices decoramos esa tarde con un beso

Solo porque sos el motivo más hermoso volví a escribir

Solo por ser ordenados nos agendamos todos los días de nuestra vida

Solo por respetar las formas firmamos un contrato para siempre

Solo por coherencia enloquecí por vos

Solo por vos un corazón volvió a encontrar argumentos

Solo por inercia me enamoré…


Guille

5 comentarios:

Dolores Eidán dijo...

No podrías haber vuelto de una mejor manera.

Te dejo un abrazo.

LILA dijo...

Guille:
me deslumbró leerte,me llegó tu sentimiento,porque es exactamente lo que me pasa ahora, escribís hermoso!un cariño y pasa cuando puedas por mi blog
LILA

Alba dijo...

Bello.

Quién pudiera amigo, quién pudiera.

Te quiero.

SABRINA FISCHBERG dijo...

Los argumentos de tu corazón son irrefutables!
Lindo dejarse llevar por la inercia que enamora!
Y suerte q volviste a escribir!

Besotones, Guille!
Hace mucho q no te cruzo!

Anto dijo...

Te amo.

Y si pude escribir sin un nombre de usuario! jeje

Me haces muy feliz :)